9.4.07

Stuart Wilkinson

Stuart Wilkinson no es un tipo corriente. No ha escrito un libro, no ha plantado un arbol y no tiene hijos. Su madre tiene caries en el 78% de sus dientes y no ha salido nunca del pueblo. Su padre falleció, hace ya 4 años, intentando demostrar que un hombre podia sobrevivir ingeriendo solo mayonesa. Sus hermanos han brillado por su ausencia.

Dios sabe que la vida de Stuart dio un giro de 164º el dia que descubrió que nunca mas podria sentarse en una silla. Le habian diagnosticado una amigadalitis en el esfínter. Los doctores creen que es el unico caso en el mundo, mas que nada por que es biologicamente imposible. Los doctores nunca han descubierto que puede haber causado tal fatalidad aunque Stuart intuye que su afición a usar catalogos de Wal*Mart como papel higénico puede haber precipitado tan dolorosa patologia.

Colum, su mejor y único amigo, tampoco es un tipo corriente. Al nacer el doctor le propinó tal azote en el culo que el aparato digestivo se le puso al revés. Ahora Colum come por el culo y caga por la boca. Utiliza el pene como pajita para sorber. Colum, al contrario de lo que pueda parecer, no es huerfano. Tiene padre. Su madre lo abandonó al saber que, para darle el pecho, deberia ponerle el pezon en el ojete. Demandó al médico y se conformó con una bolsa de platano frito como indemnización. Su padre tambien es imbecil.

Colum triunfa en el circo bizarro. En la vida real sufre cual enano jugando a basquet.

Stuart es un culo de mal asiento y su aspiración es devenir reponedor de fruta y vegetales en una tienda de ultramarinos.

Stuart y Colum son el ying y el yang de la vulgaridad.

No hi busqueu sentit. Al text tampoc.

5 comentaris:

Anònim ha dit...

Brillant. Pero no ho entenc.

set sota zero ha dit...

Les biografies d'Stuart i Colum haurien de sortir a l'apartat "vidas interesantes" de la revista Pronto.

El Gimene ha dit...

Brillant. No cal entendre-ho.

Mallerengu ha dit...

Molt interessant aquest concepte de post, llàstima que els lectors no l'han sapigut valorar.

albert ha dit...

Si, la història ha passat força desaparcebuda. Amb més pena que glòria. Però bé, amb el seu ja són quatre "elogis". Ja em dono per satisfet.